Artículos de Educación

El contacto con perros y gatos mantiene a los bebés más sanos

Hoy en día, con la gran cantidad de alergias y contaminación ambiental, las enfermedades respiratorias han adquirido un rol fundamental al momento de preocuparnos por la salud de los niños, especialmente de los bebés. Quizás es por esta razón que es menos frecuente que las familias con bebés y niños pequeños tengan mascotas, comparadas con aquellas que tienen niños más grandes (Heyworth et al, 2006). Es por esto que nos parece importante profundizar en el real efecto de la presencia de una mascota en la salud de los niños pequeños. La verdad es que, según estudios recientes publicados en la revista Pediatrics, el contacto con mascotas REDUCIRÍA la cantidad de enfermedades respiratorias en etapas tan tempranas como el primer año de vida de un bebé.

 

En un seguimiento a un grupo de 397 niños en el primer año de vida, se observó que aquellos que tuvieron contacto frecuente con perros y/o gatos no sólo presentaron mejor salud en general, incluyendo menos frecuencia de infecciones respiratorias, rinitis y otitis, sino que además necesitaron menos tratamiento con antibióticos comparados con aquellos niños que no mantuvieron contacto con perros ni gatos.

 

Todo esto se vio finalmente manifestado en que los niños en contacto con perros y gatos gozaron de mayor cantidad de semanas saludables totales durante su primer año de vida. Si bien aún no hay una explicación definitiva, se estima que estos beneficios son probablemente el resultado de un mejor sistema inmune en los niños, cuyo desarrollo se vería estimulado por el contacto con mascotas. Así mismo, estudios anteriores ya habían reportado menor frecuencia de infecciones respiratorias en niños de 1 a 6 años en contacto con animales (Hatakka et al, 2010), y una leve baja en la frecuencia de gastroenteritis al existir contacto con perros y/o gatos (Heyworth et al, 2006). En cuanto a las alergias, si bien estas conllevan más trabajo para la tenencia de mascotas, no son una contraindicación absoluta; consultar a un veterinario lo ayudará a no tener que privarse de la alegría de una mascota.

Cabe destacar que sí existen animales que portan más enfermedades. Por ejemplo, pollos, patos, reptiles, anfibios y peces, tienen más riesgo de portar salmonella. Las heces de gato pueden estar infectadas con toxoplasmosis, por lo que es muy importante que se manejen con cuidado, especialmente para las mujeres embarazadas.

 

Por último, es necesario recordar la importancia de la tenencia responsable de mascotas como parte de la salud familiar. Esto no se refiere sólo a una buena atención veterinaria, sino que también a enseñar a los niños la manera correcta de acercarse y relacionarse con un animal.

 

Así, mantendremos una familia saludable y una mascota sociable y segura de tener en casa.

 

Bibliografía


 

  1. Respiratory Tract Illnesses During the First Year of Life: Effect of Dog and Cat Contacts. Bergroth E, Remes S, Pekkanen J et al. Pediatrics peds.2011-2825; published ahead ofprint July 9, 2012, doi:10.1542/peds.2011-2825
  2. Factors associated with acute respiratory illness in day care children. Hatakka K,
    Piirainen L, Pohjavuori S et al.Scand J. Infect Dis. 2010;42(9):704–711
  3. Does dog or cat ownership lead to increased gastroenteritis in young children in South Australia? Heyworth JS, Cutt H, Glonek G.Epidemiol Infect. 2006;134(5):926–934

 

Para más información, los estudios citados se encuentran disponibles en

  1. http://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2012/07/03/peds.2011-2825.full.pdf
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20465487
  3. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2870492/
13240556_1711308372450968_1079920942297263403_n
2016-05-24 06.26.23
2016-05-24 06.26.19
2016-05-24 06.26.17
2016-05-24 06.26.15

Un remedio de 4 patas para el estrés y la depresión

La constante presión, la vida acelerada, la falta de tiempo para actividades personales y la dificultad para mantener relaciones cercanas, pueden agobiarnos día a día. En este contexto, me puse a investigar y quiero contarles un poco sobre los beneficios de tener una mascota para una persona atareada, en especial aquellas que sufren de estrés y depresión.

 

Leyendo, averiguando y conversando, estos son los puntos que más me han llamado la atención en cuanto al efecto positivo de las mascotas sobre el ánimo y la salud mental: Un compañero que te escucha, te consuela y no te juzga – A veces tratar de hablar con otras
personas puede ser muy difícil, no sólo por el miedo a ser juzgado, sino también porque hoy en día nadie parece tener tiempo, o porque a veces no queremos que nos den consejos y sólo queremos ser escuchados… y cuantas razones más se les puedan ocurrir. Una mascota, en estos casos, puede ser el perfecto confidente y consuelo, ya que entrega buena compañía y mucho cariño. Se conocen experiencias en las que han ayudado a disminuir la sensación de
soledad de adultos mayores en hogares de ancianos, así como también pueden ayudar a sobrellevar emociones como el duelo o la tristeza, incluso en niños. Son compañía fácil de llevar y no suelen constituir una relación complicada.

 

Un pensamiento que siempre tengo en mente es que no importa qué tan mal, triste o frustrado te sientas, tu mascota siempre te va a mirar como si fueras el regalo más grande que tiene en la vida.

 

Casi imposible resistirse a sonreír – Pongamos como ejemplo una situación común: Llegas a tu casa después de un día pesado, un taco enorme te tuvo atrapado o tuviste que viajar en el metro en hora punta, apretado y con calor. O llevas todo el día trabajando en la casa sin un minuto para sentarte. Además, una que otra cosa te hizo enojar durante el día y ya estás del peor humor posible. Es muy probable que te descargues con la primera persona que se te cruce. Y entonces, llega tu mascota; trata de llamar tu atención, tú lo acaricias, te lame o te acurruca o salta o lo que sea…y ¡listo! ¡Magia! Estás sonriendo como un niño otra vez. Es el efecto mágico del amor puro de un animal.

 

Distracción, Entretención y Actividad Física – Cuando tenemos muchas obligaciones en nuestras agendas, dos cosas pasan casi inevitablemente: nuestra cabeza se llena de preocupaciones, y dejamos de lado nuestras vidas, incluyendo hobbies, relaciones sociales y actividad física. Esto es peor en aquellas personas que sufren de depresión, ya que un síntoma clásico es el perder las ganas de hacer aquellas cosas que antes te hacían feliz. Es aquí donde una mascota ayuda enormemente.

 

Por un lado, el tener que estar pendiente de sus necesidades, así como también el darles cariño y jugar con ellos, son cosas que ayudan a despejar nuestra mente y pensar en otra cosa que no sean sólo las responsabilidades del trabajo, el colegio, la universidad u otros. Por otro lado, cuando se tiene una mascota que debe ser paseada, nos vemos inevitablemente llevados a salir un rato, incluso a correr y jugar; así, hacemos algo de ejercicio, tomamos aire fresco,
despejamos nuestras mentes y tenemos la oportunidad de conocer a otras personas con similar amor por los animales. ¡Y todo eso acompañados por nuestros mejores amigos!

 

Aportes a la Salud Mental – Además de ayudar a liberar nuestra mente y mover nuestro cuerpo, la tenencia de mascotas trae consigo otros múltiples aportes a la salud mental. Es sabido que el contacto físico con otras personas es muy positivo en este sentido, y el contacto con las mascotas produce efectos similares. El contacto físico se ha relacionado con liberación de hormonas que reducen la ansiedad y producen sensaciones agradables en el cuerpo (incluyendo hormonas que son base de muchos tratamientos antidepresivos). El contacto también ayuda a bloquear las reacciones del cerebro que promueven la sensación de estrés.

 

Otro aporte a la salud mental está en la responsabilidad que conlleva una mascota. El sentido de responsabilidad por algo tan positivo, como el cuidado de un animal, ayuda a mejorar la autoestima y la sensación de ser capaz, útil e indispensable, además de dar motivación para levantarse en las mañanas.

 

Influencia positiva en el desarrollo de los niños – Estos temas prefiero tocarlos en otra ocasión con más detalle, pero por ahora les cuento sobre algunas nociones que he adquirido sobre lo positiva que es una mascota en el desarrollo bio-psico- social de los niños. Perros y gatos ayudan a tener menos infecciones respiratorias durante los primeros años de vida. Las mascotas también ayudarían como terapia para niños con déficit atencional e hiperactividad, además de promover el desarrollo de una personalidad más social y empática. También se han obtenido buenos resultados en el uso de animales para ayudar a niños con problemas de ansiedad, para calmarlos en situaciones que les producen temor (como una visita al médico),
para consolarlos en momentos de tristeza, e incluso para disminuir la sensación de dolor en niños hospitalizados, por ejemplo, después de una cirugía.

 

Estas y muchas otras ventajas tiene el recibir una mascota. Así como nosotros podemos regalarles un hogar y cuidados, ellos pueden regalarnos amor incondicional y una inmensa felicidad.

 

De todos modos, hay que tomar en cuenta que cada persona es única, por lo que debe considerarse la situación individual de cada uno al momento de decidir si se está listo para tener una mascota. Personas con depresiones muy severas pueden sentirse agobiadas por la responsabilidad de una mascota, así como las personas que tienen demasiadas obligaciones y realmente no se sienten capaces de lidiar con este tipo de deberes en este momento. Los niños, especialmente aquellos muy inquietos, debieran ser educados sobre la relación y trato correctos que deben tenerse con los animales, para proteger tanto el bienestar de la mascota como la salud del niño. Personas alérgicas deben tomar precauciones también.

 

Recuerde consultar con un veterinario y/o con su médico, según corresponda. También tenemos disponible nuestra sección de tenencia responsable en la misma página de

 

Corporación MACH.

Si usted considera que necesita una mascota con un tipo personalidad especial, recuerde que tenemos muchos perritos en Refugio Esperanza esperando a ser adoptados, cada uno con una personalidad y cualidades diferentes. Sólo contáctese con nosotros para que lo ayudemos a encontrar su mascota ideal.

 

Si quieren leer más sobre mascotas y salud mental, les dejo los siguientes enlaces:

– http://www.webmd.com/depression/features/pets-depression

– http://psychcentral.com/blog/archives/2013/05/19/6-ways- pets-relieve- depression/